BLOG SALUD DENTAL

AGENDA GRATIS

Los e-cigarrillos son tan dañinos para las encías y los dientes como el tabaco

Dos estudios muestran el perjuicio del vapor de los e-cigarrillos sobre la salud bucodental en general y sobre la salud periodontal en particular

El ámbito laboral condiciona la adopción de hábitos de higiene y salud bucodental ya que más de un tercio de los españoles dicen descuidar estos cuidados en su trabajo, según los resultados de la última edición del Estudio Sanitas de Salud Bucodental.

Entre los motivos que se destacan para no llevar a cabo una adecuada rutina de higiene bucodental destacan la falta de hábito, según la mitad de los encuestados, seguido de la ausencia de instalaciones adecuadas (34,9%) y la falta de tiempo (33%).

Por qué no te limpias los dientes en el trabajo

ESTUDIO SANITAS BUCODENTAL:

Además, la mayoría de los españoles manifiesta que su actividad laboral no influye sobre su salud bucodental, y siete de cada 10 encuestados afirma que su trabajo no tiene consecuencias en forma de patologías bucodentales.

Sin embargo, las personas que consideran que su trabajo sí afecta a su salud bucodental (dos de cada 10 encuestados) apuntan al estrés laboral como principal motivo de dolencias bucodentales, en un 62,5% de los casos.

"Entre las diversas manifestaciones del estrés en la salud bucodental se encuentra el bruxismo, es decir, el rechinar y apretar los dientes de forma inconsciente principalmente al dormir, aunque hay personas que lo sufren también despiertos", ha reconocido Patricia Zubeldia, odontóloga responsable de Dirección Médico-Asistencial de Sanitas Dental.

Otra consecuencia son las disfunciones de la articulación temporomandíbular, ya que la presión que se realiza al apretar los dientes hace que los músculos se contraigan "produciendo en numerosos casos dificultad en la apertura de la mandíbula y dolor", según esta experta.

Junto al estrés, no cumplir con los hábitos de higiene en el trabajo y la propia actividad laboral son los otros dos motivos que más repercuten en la salud oral de la población en activo según manifiesta respectivamente un tercio de los encuestados.

Además, en el entorno laboral también queda mucho por recorrer en cuanto a prevención de la salud bucodental ya que, según muestra la encuesta, 7 de cada 10 reconocimientos médicos realizados en el trabajo no incluyen revisión bucodental.

"Este tipo de exámenes no suele incluir revisión dental pero sería deseable que se generalizaran, al igual que las revisiones oftalmológicas y otorrinolaringológicas. De este modo se contribuiría a la concienciar a la población sobre la importancia de la prevención, que pasa por acudir al dentista al menos dos veces al año", según Zubeldia.

Cada vez es mayor el número de estudios que demuestran que los cigarrillos electrónicos –e-cigarrillos– no son, ni mucho menos, inocuos para la salud de los ‘vapeadores’, ni activos ni pasivos. Y es que si bien es cierto que, como apuntan muchas investigaciones, estos productos parecen ser menos perjudiciales que el tabaco, ello no implica que su consumo no se encuentre exento de riesgos. De hecho, dos nuevos estudios alertan que el vapor de los e-cigarrillos es responsable de la muerte de numerosas células de la mucosa oral, lo que conlleva un aumento del riesgo de infecciones, y que el consumo de estos productos resulta, cuando menos, tan nocivo para las encías y los dientes como el de los cigarrillos convencionales.

Como explica Mahmoud Rouabhia, de la Facultad de Medicina Dental de la Universidad Laval en Quebec (Canadá) y director de la primera de las investigaciones, «contrariamente a lo que uno pueda pensar, el vapor de los cigarrillos electrónicos no es solo agua. Y si bien no contienen los compuestos de alquitrán de los cigarrillos ‘normales’, exponen a los tejidos de la boca y del tracto respiratorio a los compuestos producidos por el calentamiento de la glicerina, el propilenglicol, la nicotina y los aromas contenidos en los líquidos o ‘e-liquid’ de estos productos».

Infecciones orales

El primero de los estudios, publicado en la revista «Journal of Cellular Physiology», tuvo por objetivo analizar el posible efecto del vapor de los e-cigarrillos sobre las células epiteliales de la cavidad oral. Y para ello, los autores diseñaron una pequeña cámara con tejido epitelial bucal suspendido en saliva al que ‘vapearon’ durante varios días –a un ritmo de dos exhalaciones por minuto separadas por cinco segundos y durante 15 minutos diarios.

Como indica Mahmoud Rouabhia, «el epitelio de la boca es la primera línea de defensa frente a las infecciones microbianas. Y es que este epitelio nos protege frente a los distintos microorganismos que habitan en nuestra cavidad oral».

Contrariamente a lo que uno pueda pensar, el vapor de los cigarrillos electrónicos no es solo aguaMahmoud Rouabhia

Los resultados mostraron que en caso de que el tejido no fuera ‘vapeado’, la tasa de muerte celular se estableció en torno a un 2% –es decir, dos de cada 100 células morían de forma espontánea sin ningún tipo de intervención–. Una tasa que, sin embargo, se elevó, y mucho, con la exposición al vapor de los e-cigarrillos: hasta un 18% el primer día, un 40% el segundo, y un 53% el tercer día.

En este contexto, hay que tener en cuenta que aún no se sabe si este daño celular acumular conlleva alguna implicación para nuestra salud. Sea como fuere, concluye el director de la investigación, «resulta preocupante. El daño en la barrera defensiva de la boca puede incrementar el riesgo de infección, de inflamación y de enfermedades periodontales. Y a largo plazo, podría incluso incrementar el riesgo de cáncer. Una posibilidad que será objeto de nuestros futuros estudios».

Fuente de periodontitis?

Por su parte, la segunda de las investigaciones, publicada en la revista «Oncotarget», confirma la total falta de inocuidad del vapor de los e-cigarrillos. O cuando menos, en los que a la salud de nuestras encías y piezas dentales se refiere, sobre la que causa un daño similar al del tabaco ‘clásico’.

Como apunta Irfan Rahman, del Centro Médico de la Universidad de Rochester (EE.UU.) y director de esta segunda investigación, «hemos observado que cuando los vapores de los e-cigarrillos se queman, provocan que las células liberen proteínas inflamatorias, lo que agrava el estrés celular y provoca un daño que puede conllevar al desarrollo de distintas enfermedades bucodentales. Así, el grado de daño en las encías y la cavidad oral dependerá de cuánto y con qué frecuencia se utilicen los e-cigarrillos».

Para llevar a cabo el estudio, los autores expusieron muestras de tejido de las encías –o ‘tejido gingival’– donadas por voluntarios no fumadores al vapor producido por los e-cigarrillos. Y lo que observaron es que este vapor, y muy especialmente sus compuestos químicos aromatizantes, desempeñaban un papel muy importante en el daño del epitelio gingival y de otras células de la cavidad oral. Un daño en el que se incluía la inflamación y lesiones en el ADN, lo que, alertan los autores, puede contribuir a la patogénesis de las enfermedades bucodentales.

En palabras de Irfan Rahman, «hemos aprendido que los aromatizantes, algunos más que otros, llegaron incluso a empeorar el daño celular. Hay que recordar que los e-cigarrillos contienen nicotina, compuesto que ya se sabe que contribuye a la periodontitis».

En definitiva, concluye el directo del estudio, «hace falta más investigación, caso de estudios comparativos y a largo plazo, para una mejor comprensión de los efectos sobre la salud de los e-cigarrillos. Y en este sentido, sería apropiado que los fabricantes informaran sobre todos los materiales y compuestos químicos contenidos en estos productos para que los consumidores puedan ser más conscientes sobre sus peligros potenciales».

+56 9 4443 0911

2 2942 7600

Llámanos desde red fija:

Desde celulares o Whatsapp:

Twitter
Twitter

+56 9 4443 0911

2 2942 7600